La gastronomía vasca y los pintxos

Decir que en Euskadi se come bien no es nada nuevo, es una fama que nos hemos ido labrando a lo largo de los años. La comida ha formado y forma parte como eje fundamental de nuestra cultura y nuestras tradiciones y tenemos la suerte de poder disponer de unos productos de máxima calidad provenientes tanto del mar como de la tierra. ¡Quién no conoce nuestro bacalao a la vizcaína, nuestros chipirones en su tinta o nuestro chuletón a la brasa!

Realmente no ha sido hasta el siglo pasado, con el impulso de nuestros cocineros y cocineras más famosos, cuando nuestra cocina ha pasado a tener fama mundial. Gracias a ellos y a ellas, nuestra gastronomía está siendo una de las principales razones por la que visitar Euskadi, ya que no podemos olvidar que se han alzado con varias Estrellas Michelín además de otros premios gastronómicos internacionales. A la existencia de las escuelas de hostelería que hay en nuestro territorio (solamente por nombrar algunas de Bizkaia, tenemos la del campus universitario de Leioa, la de Artxanda y la de Santurtzi), la puesta en marcha del Basque Culinary Center ha sido uno de los últimos impulsos que se han dado al arte de los fogones.

Pero aun siendo esto así, no podemos olvidar al resto de profesionales de las cocinas que están haciendo un gran esfuerzo por dar a conocer los platos más famosos de nuestra gastronomía en forma de pintxo. Los pintxos son sencillamente una representación en miniatura de estos platos tradicionales vascos, pudiéndose degustar en muchos de los bares de nuestros pueblos y ciudades.

 pintxos_Bizkaia

Estos pintxos, que empiezan siendo una rebanada de pan sobre la que se pone una pequeña porción de comida, unida al pan por un palillo o pintxo, han dado paso a auténticas obras maestras. En Bizkaia y, a diferencia de otras provincias, la tradición marca coger el pintxo con la mano directamente de la barra. Además de estos pintxos fríos, cada vez más en muchos bares se expone una carta paralela de pintxos calientes que se elaboran al momento.

Uno de los ingredientes más utilizados en estos pintxos es el queso de tipo Idiazabal, un queso elaborado con leche de oveja lacha o carranzana. Este queso marida muy bien con txakoli o sidra y normalmente se suele acompañar con membrillo y nueces. En nuestras experiencias a medida podemos conocer de primera mano la elaboración de este tipo de queso tan apreciado en la visita que hacemos a una quesería.

Hoy en día la afición por los pintxos traspasa las cocinas profesionales y se traslada a los talleres de cocina en los que cualquier persona puede aprender a elaborar estas delicias culinarias. En walkingBizkaia queremos trasmitir a través taller de pintxos que ofrecemos en nuestras experiencias a medida el amor que hemos heredado de nuestras amatxus y aitatxos por la cocina, convirtiendo a nuestros walkers en chefs por un día. ¿Te atreves con el reto?

No se admiten más comentarios